5 claves para prevenir la infección urinaria o cistitis común

15-11-2017

Las infecciones urinarias son muy frecuentes en mujeres y generalmente son producidas por bacterias. El síntoma más característico es la necesidad urgente y repentina de orinar, que suele ir acompañado de dolor o escozor al orinar.

Es importante no confundirla con la cistitis intersticial, de la que no se conocen las causas de aparición y es de carácter crónico. Por eso, a continuación, detallaremos cuáles son sus causas de aparición más comunes y las cinco claves para prevenirlas.

CAUSAS

-    Relaciones sexuales. Se propicia la entrada de bacterias en la vejiga. Orinar después de tener actividad sexual disminuye el riesgo de infecciones porque favorece la eliminación de posibles bacterias presentes

-    Falta de higiene de la zona genital

-    Bañadores mojados. Retienen el frío y la humedad, condiciones óptimas para la proliferación de microorganismos

-    Prendas muy ajustadas o ropa interior de lycra. Impiden la transpiración, por lo que aumenta la temperatura y la humedad en la zona

-    Retención urinaria. No ir las suficientes veces al baño o aguantar durante varias horas hace que la orina se acumule durante más tiempo puede favorecer la aparición de microorganismos

-    Un pH urinario alto o una orina alcalina supone un medio idóneo para favorecer  la proliferación de bacterias

-    Obstrucción. Cualquier obstáculo (cálculos, estrechamiento, tumor…) que interfiera en el flujo normal de la orina y produzca su retención aumenta la posibilidad de provocarinfecciones urinarias

-    Embarazo. Entre el 2-8% de mujeres embarazadas han tenido una infección urinaria durante este proceso. Suelen ser más susceptibles debido a la posición de los uréteres, más relajados y con menor movimiento, entre otras cosas

PREVENCIÓN

-     Mantener una buena higiene íntima, especialmente después de tener relaciones sexuales

-     Usar ropa interior de algodón y no ajustada para favorecer la transpiración

-     Orinar cuando se tenga necesidad

-     Beber suficiente líquido durante todo el día

-     Mantener un pH ácido en la orina, ya sea mediante la dieta o con suplementos, para dificultar que las bacterias proliferen, a la vez que restaurar el equilibrio ácido-base del organismo causado por la infección

Título y resumen del autor del artículo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque interdum lectus ut turpis iaculis, vitae viverra lectus tincidunt. Nulla ullamcorper commodo mauris, eget venenatis eros fringilla ac. Mauris viverra cursus sollicitudin. Proin varius velit congue lorem facilisis pulvinar. Integer felis quam, iaculis facilisis mi eu, tincidunt hendrerit nibh. Nam fringilla lobortis finibus. Maecenas laoreet neque sit amet placerat efficitur. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Thumb Photo Blog 1
Piedras en el riñón en la infancia

En el segmento infantil, es más común que las piedras en el riñón ocurran en adolescentes (con una mayor incidencia en niñas) aunque se pueden dar a cualquier edad incluso en bebes prematuros.

19-04-2019

Leer más
Thumb Photo Blog 1
Refrescos edulcorados y piedras en el riñón

Está demostrado que beber de 2 a 3L diarios reduce la posibilidad de tener piedras en el riñón. Sin embargo, cuando hablamos de líquido no valen todos, estamos hablando principalmente de agua, zumos, sopas o fruta fresca.

05-04-2019

Leer más
Thumb Photo Blog 1
Alimentos que deben evitar las personas con piedras renales de ácido úrico

La dieta para personas con piedras en los riñones, también llamada litiasis renal, debe ser baja en sal y proteínas, y con una alta ingesta de líquidos.

22-03-2019

Leer más