Tengo osteoporosis y formo cálculos renales. ¿Qué hago?

04-10-2022

La semana pasada publicamos un post muy controvertido (esa era nuestra intención) sobre la importancia de consumir calcio para prevenir la formación de cálculos de oxalato cálcico. Y a pesar de la evidencia clínica aportada, y de que el consumo normal de calcio está recomendado desde hace años en este grupo de pacientes por la Asociación Europea de Urología, muchos lectores se resistieron a considerarlo porque según ellos “mi médico siempre me ha recomendado que elimine el calcio de la dieta para evitar cálculos”.  Si no has leído el post, puedes hacerlo aquí. Esperamos que te ayude a romper ese falso mito de que el calcio es malo para tus riñones.

En este nuevo post seguiremos hablando de la importancia del consumo de calcio en otro grupo de pacientes que también suele formar cálculos renales de oxalato cálcico; los pacientes con osteoporosis. Si tienes osteoporosis, sigue leyendo porque esto te interesa.

 

¿Qué es la osteoporosis?

La palabra osteoporosis significa “hueso poroso”.

La osteoporosis es una enfermedad del esqueleto que ocurre cuando el cuerpo produce poco hueso nuevo, cuando pierde demasiado hueso viejo, o cuando pasan ambas simultáneamente. El resultado de esta enfermedad es que los huesos se vuelven más porosos, pierden masa ósea, se debilitan y se vuelven más frágiles. Al volverse más frágiles aumenta el riesgo de fractura con una simple caída o incluso un estornudo. Los huesos más propensos a fracturarse son la cadera, la columna vertebral y la muñeca.

La osteoporosis es uno de los principales problemas de salud pública en el mundo, que afecta especialmente de mujeres de edad avanzada. 

 

¿Por qué la osteoporosis afecta más a las mujeres que a los hombres?

Se estima que la osteoporosis afecta a más de 200 millones de mujeres en todo el mundo. 

Se cree que las mujeres son más propensas a padecer osteoporosis porque suelen tener huesos más pequeños, delgados y menos densos que los hombres, porque su organismo acude a las reservas de calcio que hay en el hueso durante el embarazo y la lactancia reduciendo todavía más su masa ósea, y porque después de la menopausia la caída en la producción de estrógenos altera también su metabolismo óseo.

 

¿Cómo se trata la osteoporosis?

El mejor tratamiento para la osteoporosis es la prevención. Las medidas preventivas generales son aumentar el consumo de calcio en la dieta, reducir el consumo de tabaco o alcohol, y aumentar el ejercicio físico.

Cuando las medidas anteriores no son suficientes, se suele recomendar la administración de suplementos de calcio y vitamina D. El calcio ingerido ayuda a la formación de hueso nuevo, mientras que la vitamina D facilita la absorción del calcio en el intestino para asegurarse de que llegue a los huesos. Las cantidades habitualmente recomendadas son 1.000 mg de calcio y 800 UI de vitamina D.

Cuando la densidad ósea es muy baja y existe un elevado riesgo de fractura, se suelen recomendar medicamentos como los bifosfonatos orales, el denosumab inyectado, la terapia de reemplazo hormonal, entre otros. Todos ellos tienen efectos secundarios que deben ser valorados por un médico especialista. Antes de iniciar cualquiera de estos tratamientos habla con tu reumatólogo.

 

¿Y qué tiene que ver la osteoporosis con los cálculos renales?

Como hemos comentado, algunos pacientes de osteoporosis pierden demasiado hueso viejo mediante un proceso conocido como resorción ósea. Esta resorción ósea puede elevar los niveles de calcio en la sangre y posteriormente en la orina, aumentando con ello el riesgo de formar cálculos de oxalato cálcico o fosfato cálcico.  

Con el objetivo contrarrestar la pérdida de hueso viejo los reumatólogos intentan aumentar la producción de hueso nuevo, y para lograrlo recomiendan tomar suplementos de calcio y vitamina D. Pero al hacerlo, elevan todavía más los niveles de calcio en la sangre y en orina, pudiendo aumentar con ello el riesgo de formar cálculos. 

Hasta aquí todo bien porque estás tratando tu osteoporosis. El problema viene cuando acabas formando un cálculo de oxalato cálcico y tienes que ser intervenido por el urólogo. Y en ese momento el urólogo te recomienda que dejes de tomar los suplementos de calcio y vitamina D si no quieres volver a formar otro cálculo. Y tú te preguntas: “¿En serio, pero si me lo ha recomendado el reumatólogo para mi osteoporosis? ¿Y ahora a quién le hago caso, a mi urólogo o a mi reumatólogo? ¡Tierra trágame!

 

¿Entonces qué hago? ¿Debo dejar de consumir el calcio que necesito para mi osteoporosis si quiero prevenir futuros cálculos?

Aunque parezca una broma, esta pregunta es muy recurrente en la consulta y genera mucha confusión entre los pacientes. Por eso vamos a intentar responderla con evidencia clínica. 

La respuesta es NO. No debes dejar de tomar tus suplementos de calcio y vitamina D. De hecho, una revisión sistemática publicada en la prestigiosa revista Clinical and Experimental Rheumatology (Candelas, Martínez-López, Rosario, Carmona, & Loza, 2012), que analizó 10 estudios distintos con más de 8.000 pacientes de osteoporosis que tomaron suplementos de calcio y vitamina D, concluyó que estos suplementos no aumentan significativamente el riesgo de formar cálculos renales. 

En lugar de dejar de tomar el calcio y la vitamina D, mejor asegúrate de seguir las siguientes medidas preventivas generales para prevenir cálculos de oxalato cálcico:

1. Aumenta tu consumo de agua (+2,5 L al día)

2. Modera tu consumo de proteína animal (carne, pescado, huevos,…)

3. Modera tu consumo de sodio (sal, comida procesada, snacks,…)

4. Modera tu consumo de alimentos ricos en oxalato (té, chocolate, espinacas,…)

5. Mantén un consumo normal de calcio (1.000 mg al día)

6. Y suplementa con fitato para inhibir la cristalización de oxalato cálcico en la orina

 

¿Por qué el fitato es bueno para prevenir la osteoporosis y los cálculos de oxalato cálcico?

Ya hemos hablado en muchos otros posts de este Blog de la importancia del fitato como inhibidor de la cristalización del oxalato cálcico en la orina y de toda la evidencia clínica que respalda su eficacia para prevenir la formación de cálculos. Es por eso por lo que diseñamos un producto con fitato llamado Lit-Control® pH Balance que puedes comprar aquí.

Pero el fitato también ha demostrado beneficios en los pacientes con osteoporosis.

En un primer estudio (López-González A. A., y otros, 2008) con casi 2.000 voluntarios a los que se entrevistó sobre sus hábitos dietéticos, los autores encontraron una correlación entre la carencia de fitato en la dieta y la baja densidad ósea de los individuos, sugiriendo que el fitato podría actuar como protector frente a la osteoporosis. Estos resultados se volvieron a confirmar años más tarde en un segundo estudio en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis de Mallorca (López-González Á. A., y otros, 2011).

Más adelante, el mismo equipo de investigación realizó un interesante estudio para explicar la forma en la que el fitato actuaba para prevenir la osteoporosis. Según los autores (Sanchis, y otros, 2021), la capacidad del fitato de adherirse a la superficie de los cristales para evitar que sigan creciendo (inhibidor), también impide que dichos cristales puedan disolverse. Por tanto, cuando se administra fitato a los pacientes con osteoporosis se reduce la pérdida de hueso viejo (resorción ósea) de manera similar a como lo hacen los bifosfonatos, pero sin sus efectos secundarios. Es genial, ¿verdad?

Finalmente, este mismo año se ha publicado un artículo (Guimerà, y otros, 2022) en el que se demostraba que el consumo de 300 mg de fitato puede a la vez reducir el calcio en la orina (riesgo de formar cálculos renales) y reducir la resorción ósea (riesgo de osteoporosis por pérdida de hueso viejo). 

 

En conclusión

El calcio es bueno para tu organismo. Consume alimentos ricos en calcio como la leche para prevenir la osteoporosis. Si es necesario, acompaña tu dieta con suplementos de calcio y vitamina D para aumentar la producción de hueso nuevo, y toma suplementos de fitato como Lit-Control® pH Balance para reducir la pérdida de hueso viejo. Recuerda también que al consumir fitato no sólo estarás previniendo la osteoporosis sino también la posible formación de cálculos renales. 

 

Referencias

Candelas, G., Martínez-López, J. A., Rosario, M. P., Carmona, L., & Loza, E. (2012). Calcium supplementation and kidney stone risk in osteoporosis: a systematic literature review. Clinical and Experimental Rheumatology.

Guimerà, J., Martínez, A., Bauza, J. L., Sanchís, P., Pieras, E., & Grases, F. (2022). Effect of phytate on hypercalciuria secondary to bone resorption in patients with urinary stones: pilot study. Urolithiasis.

López-González, Á. A., Grases, F., Marí, B., Vicente-Herrero, M. T., Costa-Bauzà, A., & Monroy, N. (2011). The influence of consumption of phytate on the bone mass in posmenopausal women of Mallorca. Reumatología Clínica.

López-González, A. A., Grases, F., Roca, P., Mari, B., Vicente-Herrero, M. T., & Costa-Bauzá, A. (2008). Phytate (myo-inositol hexaphosphate) and risk factors for osteoporosis. Journal of Medicinal Food.

Sanchis, P., López-González, Á. A., Costa-Bauzà, A., Busquets-Cortés, C., Riutord, P., Calvo, P., & Grases, F. (2021). Understanding the Protective Effect of Phytate in Bone Decalcification Related-Diseases. Nutrients.

 

Título y resumen del autor del artículo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque interdum lectus ut turpis iaculis, vitae viverra lectus tincidunt. Nulla ullamcorper commodo mauris, eget venenatis eros fringilla ac. Mauris viverra cursus sollicitudin. Proin varius velit congue lorem facilisis pulvinar. Integer felis quam, iaculis facilisis mi eu, tincidunt hendrerit nibh. Nam fringilla lobortis finibus. Maecenas laoreet neque sit amet placerat efficitur. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Thumb Photo Blog 1
¿Sabes quién es el médico que trata los cálculos renales? (3ª Parte)

Vamos a por la tercera parte de este post sobre los profesionales que tratan los cálculos renales. En el primer post vimos que el urólogo es el especialista que en la práctica trata los cálculos renales. Y en el segundo vimos que no puede hacer este trabajo sin el apoyo de otros médicos especialistas como el de urgencias, el nefrólogo, el radiólogo o el anestesista.

08-11-2022

Leer más
Thumb Photo Blog 1
¿Sabes quién es el médico que trata los cálculos renales? (2º parte)

En el último post te explicamos que el urólogo es el especialista de los cálculos renales. Y te dimos algunas recomendaciones para escoger al mejor urólogo posible. En esta ocasión hablaremos de otros profesionales sanitarios que también juegan un papel importante en el diagnóstico, tratamiento y prevención de los cálculos renales. Si quieres evitar la formación de futuros cálculos renales, este post te interesa y mucho. ¡Sigue leyendo!

03-11-2022

Leer más
Thumb Photo Blog 1
¿Sabes quién es el médico que trata los cálculos renales?

Tienes los síntomas típicos de un cálculo renal; dolor lumbar intenso, acompañado de náuseas, vómitos, fiebre y escalofríos, con dificultad para orinar e incluso sangre en la orina,… Has leído un Google que puedes tener una piedra y te preguntas: ¿Y ahora qué hago? ¿A dónde voy? ¿Quién puede ayudarme? Te suena familiar, ¿verdad?.

11-10-2022

Leer más